XLI. LOS ESTUDIOS FINANCIADOS CON RECURSOS PÚBLICOS